1 € 4,6332 1 USD 3,9274marţi 12 dec 2017
Versiune
Mobile

El Pais: Ocho lugares para enamorarse de Rumania

de El Pais Sâmbătă, 7 octombrie 2017, 11:48
- a A+
Imagine
Rumanía suena cada vez más como destino de vacaciones: castillos de cuento y ciudades medievales, enriscadas fortalezas que nos hablan de leyendas de vampiros, iglesias pintadas de vivos colores, montañas rocosas y suaves colinas, pueblos tradicionales que parecen de otra época y unos paisajes fantásticos para disfrutar de la naturaleza, el deporte y la observación de aves.



1 Castillo de Bran y la leyenda de Drácula

Hay pocos países donde una leyenda domine casi por completo su imagen turística. Es lo que le pasa a Rumanía con Drácula. Y el lugar clave de todo es el castillo de Bran, con sus torres y almenas, dominando un puerto de montaña de Transilvania, rodeado de bosque y niebla. Toda una industria que se nutre de su mala reputación. Su exterior es digno de una película de terror pero el interior es de todo menos espeluznante, con paredes blancas y un patio decorados de geranios. Cuenta la leyenda que Vlad el Empalador (quien inspiró el personaje del conde Drácula) estuvo encarcelado aquí y los turistas siguen sus pasos a través de un conjunto de patios y pasadizos secretos.

El castillo de Drácula estuvo abandonado durante muchos siglos hasta que en 1920 se cedió a la reina consorte María de Rumanía como agradecimiento a sus esfuerzos por mantener unido al país; de hecho, en la fortaleza hay más información sobre la reina que sobre el personaje creado por Bram Stoker. Cada vez hay más casas y pensiones para dormir en Bran, aunque la mayor parte de los visitantes solo van a pasar el día desde Brasov. Desde Bran los visitantes suelen completar la visita con una subida a Poiana Brasov, una pequeña estación de esquí con 20 pistas que presume ser el escenario de la película Cold Mountain (2003).

Siga leyendo los otros siete lugares.
304 afisari


Niciun comentariu
comenteaza